Análisis

A través de grandes esfuerzos, el país ha logrado un gran progreso en la mejora de su fortaleza.

China viene promoviendo la innovación hacia una economía de mercado socialista.

El presidente chino, Xi Jinping, analizó los cambios de la situación nacional y mundial en el informe presentado en el XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China (PCCh). Xi también realizó una revisión de las labores realizadas y los cambios históricos en los últimos cinco años y llegó a conclusiones importantes: el socialismo con peculiaridades chinas ha entrado en una nueva época y la contradicción principal de la sociedad de nuestro país ha pasado a ser la que existe entre la creciente demanda del pueblo de una vida mejor y el desarrollo desequilibrado e insuficiente.


Hu An’gang

Xi sostuvo que debemos persistir siempre en el socialismo con peculiaridades chinas y en desarrollarlo. Además, estableció el objetivo de lograr el triunfo definitivo en la culminación de la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada e iniciar una nueva expedición para la construcción integral de un país socialista moderno, y adoptó disposiciones integrales para promover la construcción del socialismo con peculiaridades chinas en la nueva época y la grandiosa obra de la construcción del Partido. La nación china, sometida mucho tiempo en la época moderna a multitud de penalidades, ha realizado un gran salto, de la puesta en pie, a una modesta prosperidad, y a una naciente fortaleza. El arduo trabajo realizado desde el XVIII Congreso Nacional del PCCh ha impulsado significativamente esta transformación.

Aumento de la fortaleza nacional

La fortaleza de un país determina su futuro. El informe presentado en el XIV Congreso Nacional (1992) afirmó que se había “elevado a otra altura importante la fortaleza nacional integral”. Esta era la primera vez en el mundo que un gran país consideraba la fortaleza nacional integral como un objetivo estratégico nacional y un método para lograr la modernización socialista. A través de años de esfuerzos, China ha logrado un gran progreso en la mejora de su fortaleza.

También ha elevado a otra altura importante su poderío científico y tecnológico. Aunque este no representa el nivel tecnológico más avanzado a nivel mundial, el país avanza y está reduciendo la brecha relativa con EE. UU. En el pasado, China perseguía a los países desarrollados en innovación tecnológica, pero hoy no solo sigue sus pasos, sino que también lidera la carrera tecnológica. Además, la defensa y fortaleza nacional integral y la influencia internacional de China han registrado un aumento sin precedentes.

El liderazgo del PCCh es el secreto

¿Cuál es el secreto de esta naciente fortaleza de China? La respuesta se halla en el liderazgo del PCCh. ¿Cuál es el secreto del éxito del PCCh? El Partido busca un liderazgo innovador y alienta a su pueblo a innovar e inspirar la creatividad en toda la sociedad.

Bajo el liderazgo del PCCh, China ha promovido la innovación hacia una economía de mercado socialista, incrementando significativamente el poderío económico; ha implementado la estrategia del desarrollo impulsado por la innovación, incrementando sustancialmente el poderío científico y tecnológico; ha hecho esfuerzos para fortalecer y revitalizar las fuerzas armadas, aumentando las capacidades de la defensa nacional; ha impulsado con una visión de conjunto la disposición general basada en un todo compuesto por cinco elementos (la construcción económica, la política, la cultura, la social y la de la civilización ecológica), aumentando en gran medida la fortaleza nacional integral; ha implementado en todos los aspectos la diplomacia de gran país con peculiaridades chinas, aumentando la influencia internacional de China. La razón fundamental de esos logros históricos es la mejora visible de la fuerza creativa, cohesiva y combativa, y de la capacidad conductora y convocatoria del Partido. 

 

1 de agosto de 2017. El público prueba los audífonos VR en el Centro Experimental de Innovación de la Industria de Aplicaciones de Macrodatos Yuquan, en la capital de la región autónoma de Mongolia Interior.

Cinco años claves

La fortaleza de China se refleja en la construcción de un Partido de gran vitalidad y gran capacidad. En los últimos cinco años, se ha ejercido el disciplinamiento integral y riguroso del Partido, y se han elaborado y modificado cerca de 80 decretos intrapartidarios. Por primera vez en la historia del Partido, se ha realizado la cobertura total de inspecciones de los comités partidarios de los niveles central y provincial, en solo cinco años de ejercicio del cargo. El ecosistema político intrapartidario ha mejorado fundamentalmente.

La fortaleza de China también se refleja en el desarrollo de la economía, que prioriza más la calidad. De 2013 a 2016, la tasa anual del crecimiento de la economía china fue de alrededor del 7,2 %, mucho más alta que el promedio mundial. Lo más importante es que el país se adapte a la nueva normalidad del desarrollo económico. El Comité Central del PCCh tomó como asidero la reforma estructural por el lado de la oferta para mejorar la estructura económica y fomentar nuevos motores de crecimiento. La tecnología y la innovación se han convertido gradualmente en la principal fuerza impulsora del desarrollo.

La fortaleza de China se refleja en la mejora de las condiciones de la vida del pueblo y el bienestar social. En los últimos cinco años, la distribución de los ingresos se ha vuelto más racional y ordenada. La brecha entre las áreas urbanas y rurales continúa minimizándose. Se ha avanzado mucho en la lucha contra la pobreza, lo que ha representado algo cercano a un milagro en el mundo. El sistema de seguridad social se perfecciona sin cesar. En los cinco años transcurridos, la promesa hecha por el Partido de que “la aspiración del pueblo a una vida mejor es objetivo de nuestra lucha” tiene claros beneficios.

La fortaleza de China se ha materializado en la prosperidad de sus industrias culturales y en la mayor confianza del pueblo chino en su propia cultura. Las industrias culturales se han desarrollado aún más; el mercado cultural ha prosperado y la infraestructura cultural ha mejorado aún más. El sueño chino de la gran revitalización nacional 1 de agosto de 2017. El público prueba los audífonos VR en el Centro Experimental de Innovación de la Industria de Aplicaciones de Macrodatos Yuquan, en la capital de la región autónoma de Mongolia Interior. Análisis 27 CHINA HOY Diciembre 2017 y los valores socialistas esenciales han penetrado hondamente en la conciencia de la gente.

¿Cómo entender “la nueva época”?

El informe presentado en el XIX Congreso Nacional enfatizó que no se ha modificado nuestra condición nacional básica, la de que nuestro país aún se halla y permanecerá largo tiempo en la etapa primaria del socialismo. Desde que este juicio fue presentado por primera vez en el informe del XIII Congreso Nacional del PCCh, los líderes chinos lo han reiterado y han hecho nuevos análisis sobre la nueva etapa de desarrollo.

La etapa primaria del socialismo de China ha experimentado tres fases. La primera es la época de Mao Zedong, durante la cual se inició la construcción socialista. La segunda es la época de Deng Xiaoping, cuya política de reforma y apertura al exterior brindó una oportunidad sin precedentes para el boom económico del país. La tercera es la nueva época del socialismo con peculiaridades chinas, bajo el liderazgo de Xi Jinping. El desarrollo económico ha entrado en una nueva normalidad, y está pasando de una etapa de rápido crecimiento a una etapa de desarrollo de alta calidad. Actualmente, China está luchando por cumplir a tiempo el objetivo fijado para el primer centenario, de culminar la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada, y avanzando hacia el objetivo fijado para el segundo centenario de construir integralmente un país socialista moderno.

En primer lugar, se espera que la nueva época marque diez “transformaciones” económicas y sociales de China: (1) pasar del nivel no desarrollado al nivel medio desarrollado; (2) promover la capacidad de desarrollo del pueblo y el nivel de desarrollo social; (3) reducir gradualmente la proporción de la población necesitada sobre la total y, finalmente, lograr el objetivo de acabar con la pobreza; (4) mejorar continuamente la vida del pueblo y asegurar que nuestra gente disfrute de un nivel de vida más alto para lograr la prosperidad común para todos; (5) lograr la industrialización, la urbanización y la modernización agrícola; (6) convertir a China en un país industrializado respaldado por la agricultura moderna y el sector de servicios modernos; (7) reducir las disparidades en el desarrollo de diferentes regiones; (8) fortalecer la educación, la ciencia y tecnología para construir un país fuerte en ciencia y tecnología, educación e innovación; (9) promover la coexistencia armoniosa entre el hombre y la naturaleza; (10) minimizar la brecha con el nivel avanzado mundial y alcanzar el gran objetivo de la revitalización de la nación china. 

En segundo lugar, los grandes cambios en China no han alterado la condición nacional básica, bajo la cual nuestro país aún se halla en la etapa primaria del socialismo, y aún no se han solucionado algunos problemas destacados relativos al desequilibrio e insuficiencia del desarrollo. El nivel de las fuerzas productivas sociales de nuestro país se ha elevado notoriamente y la capacidad productiva de la sociedad ha pasado a engrosar las primeras filas del mundo en muchos terrenos, pero el problema más conspicuo es el del desequilibrio y la insuficiencia del desarrollo, en términos de los servicios sociales, la innovación científica y tecnológica, la industria cultural y la conservación ecológica, problema que ha devenido el principal factor que restringe la satisfacción de la creciente demanda del pueblo de una vida mejor. Por lo tanto, debemos persistir en emancipar y desarrollar las fuerzas productivas sociales, para culminar la modernización socialista de manera integral. 

En tercer lugar, en la nueva época, China sigue siendo el país en desarrollo más grande del mundo. Desde el XVIII Congreso Nacional del PCCh, la posición internacional de China ha aumentado como nunca y se ha acercado al centro del escenario mundial, pero eso no cambia el hecho de que China sigue siendo el país en desarrollo más grande.

En la nueva época se considera al pueblo, en lugar del PIB, como el centro. El enfoque centrado en las personas corresponde al objetivo de lograr la prosperidad común para todos y enfatiza el desenvolvimiento integral de las personas

En cuarto lugar, nuestra economía ha pasado de la etapa de crecimiento acelerado a la de un desarrollo de alta calidad y se halla en el periodo de solucionar problemas clave en lo referente al cambio de la modalidad de desarrollo, la optimización de la estructura económica y la transformación de la fuerza motriz del crecimiento. Se harán esfuerzos para desarrollar una economía modernizada. Asimismo, se creará una mejor estructura económica al optimizar la distribución de los recursos en existencia y ampliar la oferta de los recursos de alta calidad aumentados. Y la fuerza motriz del desarrollo pasará de los recursos y los bajos costos laborales a la innovación. En quinto lugar, en la nueva época se considera al pueblo, en lugar del PIB, como el centro. El enfoque centrado en las personas corresponde a nuestro objetivo de lograr la prosperidad común para todos. La consideración del pueblo como el centro también enfatiza el desenvolvimiento integral de las personas.

En sexto lugar, en la nueva época China se hará un país poderoso. Hacer el país más fuerte y lograr la prosperidad común para todos siempre es la misión histórica del PCCh. El informe del XIX Congreso Nacional del PCCh explicó a fondo la misión histórica del PCCh en la nueva época. Hoy, más que en cualquier otro momento de la historia, estamos cerca de cumplir el objetivo de culminar la gran revitalización de la nación china, y tanto nuestro convencimiento de que lo lograremos como nuestra capacidad de conseguirlo son mayores.

*Hu An’gang es director del Centro de Estudios Chinos y profesor del Instituto de Política y Administración Pública de la Universidad Tsinghua, así como un reconocido asesor político.

Compártelo

El Sitio Web chinahoy.org utiliza cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento y visualización del sitio web por parte del Usuario, así como la recogida de estadísticas. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.