Análisis

El país procurará que sus nuevas iniciativas alcancen un consenso internacional

Mientras el mundo atraviesa un periodo de grandes transformaciones y enormes reajustes, la relación entre China y otros países del orbe también experimenta cambios profundos. En el XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China (PCCh), el presidente Xi Jinping señaló que el socialismo con peculiaridades chinas ha entrado en una nueva época. Impulsar el establecimiento de un nuevo tipo de relaciones internacionales y la estructuración de una comunidad de destino de la humanidad es la característica distintiva de la diplomacia de gran país con peculiaridades chinas en la nueva época.


La comunidad de destino de la humanidad

Frente a los cambios internacionales, el presidente Xi Jinping ha analizado la tendencia creciente a la interdependencia entre los países del mundo. Para adaptarse a dicha tendencia, planteó el establecimiento de un nuevo tipo de relaciones internacionales y la estructuración de una comunidad de destino de la humanidad. Xi exhortó a impulsar la globalización económica hacia un desarrollo en el que la apertura, la inclusión, las ganancias generales, el equilibrio y los beneficios para todos tengan un nivel más alto. Pidió establecer un sistema de gobernanza global que refleje objetivamente la correlación entre las diversas fuerzas internacionales, indicando claramente el rumbo hacia la paz, el desarrollo y la gobernanza del ser humano. Xi planteó con firmeza que la diplomacia china debe enarbolar las banderas de la paz, el desarrollo, la cooperación y los beneficios para todos. Debe considerar tanto la situación nacional como la internacional, coordinar el desarrollo y la seguridad, y seguir inalterablemente el camino del desarrollo pacífico.

Sus iniciativas reflejan una perspectiva global que coloca al desarrollo nacional en el contexto del progreso mundial, con una mentalidad abierta, asumiendo su responsabilidad como un gran país. El presidente chino siempre ha enfatizado que no se puede vivir en el siglo XXI con el pensamiento obsoleto de la Guerra Fría y los juegos de suma cero. Hay que seguir el ritmo de los tiempos y aplicar la idea de la cooperación de ganancias compartidas en todos los aspectos de la cooperación con el exterior, como la política, la economía, la seguridad y la cultura. La cooperación de ganancias compartidas es la respuesta de China a la interrogante, “¿hacia dónde van las relaciones internacionales en el siglo XXI?”.

21 de septiembre de 2017. El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, participa en una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, en Nueva York sobre la no proliferación de armas de destrucción masiva. VCG

Nuevo tipo de relaciones internacionales

En los últimos años, China ha presentado continuamente programas para resolver problemas regionales y mundiales, lo que refleja la responsabilidad de un gran país. Ha persistido firmemente en la solución política de asuntos preocupantes regionales y mundiales, y se ha esforzado por desplegar su papel constructivo en la neutralización de las divergencias y en la reconciliación a través del diálogo. Por ejemplo, ha insistido en establecer una meta para la desnuclearización en la península coreana y la solución del asunto a través de negociaciones y diálogo, y propuso la iniciativa de la “doble estrategia” y la “doble suspensión”. También planteó medidas específicas para impulsar la solución política de la cuestión palestina y ha participado activamente en los procesos de resoluciones de los asuntos de Afganistán, Irán, Siria y Sudán del Sur. Junto con los demás países, enfrenta desafíos globales como el terrorismo, el cambio climático, la seguridad cibernética y la situación de los refugiados, en los que ha destacado su imagen de gran país responsable.

Establecer relaciones de asociación global es una de las características importantes de la diplomacia china en los últimos años. Xi Jinping señaló que hay que establecer relaciones amistosas en una amplia gama de esferas, con la premisa de no establecer alianzas, sino formar una red de asociación que cubra el mundo; es decir, una asociación caracterizada por la igualdad, la paz y la inclusión, en la que no haya distinciones entre el principal y el subordinado ni de zonas específicas, y en la que no se establezcan enemigos imaginarios ni esté dirigida contra una tercera parte. Somos amigos tanto de los que comparten los mismos ideales y siguen la misma ruta, como de los que buscan puntos de acuerdo y se reservan las diferencias. China busca establecer relaciones de asociación continua y el desarrollo de una política exterior independiente y de paz al estilo chino con quienes hayan superado la mentalidad de la Guerra Fría, que abogaba por “si no es amigo, es enemigo” y por “querer establecer una alianza para la confrontación”. De esta forma, el país ofrece al mundo un nuevo modelo de relaciones entre países. Hasta la fecha, China ha establecido diferentes asociaciones con cerca de 100 países, regiones y organizaciones regionales, explorando una nueva ruta de relaciones exteriores que insta a “entablar el diálogo y no la confrontación, y a establecer una asociación en lugar de una alianza”.

El presidente chino, Xi Jinping, ha visitado más de 50 países y organizaciones importantes de cooperación internacional y regional de los cinco continentes. Ha contactado e intercambiado amplia y profundamente con líderes, personas de todos los sectores sociales, ejemplos típicos de la cooperación de beneficio mutuo entre los chinos y los extranjeros, los cuales destacan el gran significado de la asociación entre naciones y de la creación conjunta de un futuro mejor. 

China, orientada por la concepción correcta de la justicia y de los intereses, prioriza la relación con sus países vecinos y grandes naciones, y asimila sus vínculos con los países en desarrollo como base para ampliar la cooperación Sur-Sur y fomentar la confianza mutua, la solidaridad y la cooperación con los países en desarrollo. La disposición diplomática omnidireccional en amplias esferas y a múltiples niveles será más completa y el “círculo de amigos” de China cubrirá todo el planeta.

Un orden internacional justo y racional

El establecimiento de un nuevo tipo de relaciones internacionales es la condición previa para la construcción de una comunidad de destino de la humanidad. El presidente Xi definió el nuevo tipo de relaciones internacionales como de “respeto mutuo, equidad, justicia y cooperación de ganancias compartidas”, que no solo corresponde a la tendencia de desarrollo de los tiempos y deseos de la mayoría de los países, sino que también refleja la buena tradición de la cultura china y las directrices diplomáticas del país.

Participar profundamente en la gobernanza global e impulsar el establecimiento de un nuevo orden político y económico internacional, más justo y razonable, es un brillante aspecto de la diplomacia de gran país con peculiaridades chinas.

China promueve y practica la nueva concepción de la gobernanza global, defiende la posición clave de la ONU al abordar asuntos concernientes a la paz y la seguridad internacionales, apoya al G-20, a la Liga de Estados Árabes y al Foro APEC en el desempeño de su papel activo. También fomenta activamente la construcción del sistema de los países BRICS y organizó con éxito la IX Cumbre de los BRICS en Xiamen. El derecho a opinar de los mercados emergentes y países en desarrollo sobre los asuntos internacionales se viene incrementando continuamente. El presidente Xi Jinping también presta mucha importancia a la innovación en la concepción y puesta en práctica de la gobernanza global. Igualmente explora a fondo la resonancia de los conceptos y la inteligencia especial de la cultura china en nuestra era. Las concepciones de la gobernanza global, de seguridad y desarrollo, de justicia y beneficio y de globalización, presentadas por el presidente Xi, destacan el deseo común de los pueblos del mundo y apuntan a resolver las cuestiones y desafíos reales que enfrenta el orbe. La razón de este cambio positivo de la diplomacia china reside en el cambio de interrelación entre China y el mundo. El país siempre persevera en la igualdad de todas las naciones, sean grandes o pequeñas, y como un gran país, debe hacer mayores contribuciones a la salvaguardia de la paz mundial y el desarrollo común. 

Xi ha señalado repetidamente que China siempre trabajará por construir la paz mundial, contribuirá al desarrollo global y defenderá el orden internacional.

En vista de los nuevos cambios en el entorno interior y exterior de China, Xi Jinping también propuso, de forma creativa, la Iniciativa de la Franja y la Ruta. Teniendo presente la deliberación común, la construcción conjunta y el disfrute compartido, dicha iniciativa integra el desarrollo chino con el del mundo, y ofrece una nueva plataforma para compartir oportunidades de desarrollo creando un nuevo modelo para la cooperación internacional. Cuatro años después de su lanzamiento, la iniciativa ha pasado gradualmente de ser una idea a una realidad, y es una plataforma de cooperación internacional, abierta e inclusiva, y un producto público mundial bien acogido por todos. Más de 100 países y organismos internacionales apoyan y participan activamente en la iniciativa, y un gran número de proyectos emblemáticos e influyentes se han puesto en marcha. China ha construido una conexión estratégica con muchos países, y el nivel de infraestructura y la interconectividad ascendieron rápidamente. El Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional, celebrado en mayo pasado, dio muchos frutos e impulsó aún más la construcción de la Franja y la Ruta, vigorizando el desarrollo mundial. 

La Franja y la Ruta atraviesa toda Eurasia, conectando la vigorosa Asia Oriental y el desarrollado círculo económico europeo, con una vasta extensión en el interior que abarcan Asia Central, Asia Occidental y el Norte de África. La Franja y la Ruta promueve la comunicación de políticas, la conexión de infraestructuras, la fluidez del comercio, la circulación monetaria y la unión de voluntades del pueblo. Juntos construirán una gran vía de transporte segura y eficiente, con grandes vías terrestres de comunicación internacional como base, con ciudades centrales en su recorrido como puntos de apoyo, y con parques de cooperación económica y comercial como plataformas de cooperación.

El XIX Congreso Nacional del PCCh confirmó aún más la posición central de Xi Jinping en el PCCh y de su órgano de dirección, lo que ofrece una garantía importante para el desarrollo estable y saludable de las diversas causas de nuestro país. Xi ha señalado repetidamente que China siempre trabajará por construir la paz mundial, contribuirá al desarrollo global y defenderá el orden internacional. Ha enfatizado que los chinos otorgan importancia al patriotismo y tienen una visión internacional. China asumirá nuevas responsabilidades y obligaciones internacionales al nivel de su capacidad. Bajo la guía del pensamiento diplomático de Xi Jinping, China continuará desplegando su debido papel en la comunidad internacional y procurará que sus nuevas iniciativas alcancen un consenso internacional. El país permitirá el acceso práctico a nivel internacional a muchos de sus programas y compartirá más oportunidades con los demás países. En la nueva marcha hacia el desarrollo pacífico, la diplomacia china escribirá continuamente nuevos capítulos.

*Wu Sike es diplomático de alto nivel y fue enviado especial de China para los asuntos de Medio Oriente.

Compártelo

El Sitio Web chinahoy.org utiliza cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento y visualización del sitio web por parte del Usuario, así como la recogida de estadísticas. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.