Cultura

Cuando se acerca la Fiesta de la Primavera, los saludos de Año Nuevo se pueden escuchar en todo el país y más allá. Mientras los jóvenes chinos celebran la Navidad, la Fiesta de la Primavera se está haciendo cada vez más popular en Occidente. Este es un ejemplo sobresaliente de la integración cultural en todo el mundo.

La rica connotación cultural de la principal festividad china

Gracias a la globalización económica, las interacciones y los intercambios entre grupos étnicos, razas y nacionalidades se han vuelto cada vez más frecuentes, lo que ha llevado a una mezcla de culturas. En lugar del viejo patrón de confrontación, los países han tomado el camino del “aprendizaje mutuo” con respecto al intercambio cultural, justamente lo que está promoviendo el presidente chino, Xi Jinping. La Fiesta de la Primavera es el festival más celebrado en China, y ahora está ampliando su presencia en todo el mundo. Mientras los jóvenes chinos aceptan y celebran la Navidad, los occidentales también reconocen la Fiesta de la Primavera como resultado de los intercambios culturales y prueba de la coexistencia armoniosa entre diferentes civilizaciones, que es la tendencia definitiva de la construcción de una comunidad de destino de la humanidad.

La Fiesta de la Primavera marca el primer día del calendario lunar chino. En ese día y durante las dos semanas siguientes, las personas se saludan diciendo “¡Feliz Fiesta de la Primavera!”, “¡Buena suerte en lo que hagas!” o “¡Felicidad para todos tus familiares”. Las calles y las casas están decoradas con nudos chinos y otros elementos de color rojo. En muchos países, las actividades tradicionales chinas se realizan como 

un programa fijo, por ejemplo, la danza del dragón, la Ópera de Beijing, las sombras chinescas y los títeres, que diversifican las culturas locales. ¿Por qué es un festival consagrado por tanto tiempo en China e incluso celebrado hoy en día en otros países? La respuesta es, desde mi punto de vista, porque la rica connotación cultural de la Fiesta de la Primavera contiene un sentido muy positivo y realista en la sociedad moderna.

Reunión y bendición


Una estudiante jordana de la Universidad de Liaocheng, provincia de Shandong, muestra su trabajo de papeles recortados.

La Fiesta de la Primavera encarna el espíritu de la amistad. Hace más de 2000 años Confucio dijo que “todos los seres humanos del mundo son hermanos”. Señaló, además, “lo que no desea que le hagan a usted, no lo haga a los demás”.

El espíritu de amistad está profundamente arraigado en la sociedad y la psique de China, y ha dado forma a la percepción y expectativa del pueblo chino sobre las relaciones intrafamiliares e interestatales, así como sobre la gobernanza estatal. Para los chinos, el espíritu de amistad les permite mantener la armonía con el complejo mundo externo, alcanzando así un estado de paz en su mundo interno.

Las costumbres de la Fiesta de la Primavera reflejan la reverencia de los chinos por la amistad. En la víspera, todos los miembros de la familia, sin importar cuán lejos vivan, volverán para la cena de la feliz reunión familiar. A la medianoche, la gente rinde tributo al cielo y la tierra, y ofrece ofrendas a los antepasados. Los niños brindan un saludo de Año Nuevo a sus abuelos y reciben de ellos sobres rojos (con dinero adentro).

Visitar a familiares y amigos también es una actividad importante durante la Fiesta, con el fin de acercar las relaciones entre las personas.

En este planeta habitan más de 7000 millones de personas. Debemos vivir en armonía, cuidarnos mutuamente y construir juntos un mejor hogar compartido. Sin embargo, el mundo está enfrentando amenazas reales, como el ultranacionalismo, el extremismo religioso, el terrorismo y las guerras. En ese contexto, la Fiesta de la Primavera y la idea de amistad que defiende traerán elementos pacíficos a todo el mundo.

Agradecimiento a los progenitores

La Fiesta de la Primavera es un momento para expresar gratitud. La gratitud es una virtud que aprecian mucho los chinos, ejemplificada por bastantes refranes o expresiones idiomáticas, como “La mejor conducta es pagar un favor”, “Un favor pequeño como una gota de agua debe ser devuelto con un manantial”, entre otros. Para los chinos, lo esencial del agradecimiento es la piedad filial. El gran filósofo Mencio (372-289 a.e.c.) dijo que “de todo lo que un buen hombre puede alcanzar, no hay nada mejor que honrar a sus padres”.

Una actividad regular durante la Fiesta de la Primavera es exponer ofrendas al cielo, la tierra y a los antepasados. Los ritos están destinados a mostrar un gran agradecimiento al origen de la vida, ya que los chinos creen que los seres humanos son hijos de la naturaleza.

Hoy en día, es difícil mantener el espíritu de agradecimiento en un contexto en el que el consumismo y el hedonismo prevalecen. Sin embargo, un sentimiento de gratitud sirve de base emocional para las relaciones armoniosas entre las personas y entre la humanidad y la naturaleza. Durante la Fiesta de la Primavera, las personas recuerdan la sensación de gratitud y la expresan a quienes las rodean.

La virtud de la diligencia


14 de noviembre de 2017. Leonard Olijar, director de la Oficina de Grabado e Impresión del Departamento del Tesoro de EE. UU., presenta el producto Lucky Panda con motivo del Año Nuevo Chino.

La Fiesta de la Primavera es también un saludo a otra virtud china, la diligencia. Los chinos creen que solo con sus propias manos pueden crear una vida feliz y bella. Existen muchos modismos, como “Dios recompensa a los trabajadores diligentes” y “La diligencia trae suerte, mientras que la pereza conduce a la derrota”. Las tradicionales representaciones escenificadas durante la Fiesta de la Primavera imitan principalmente escenas de trabajo diario, como la cosecha y la pesca, y rinden homenaje al trabajo duro. En un momento en que las ideas como el egoísmo y la especulación están erosionando la sociedad, la Fiesta de la Primavera brinda la oportunidad de destacar el trabajo duro y honesto.

Compartir la abundancia

La Fiesta de la Primavera también busca compartir, un valor apreciado por los chinos desde mucho tiempo atrás. Confucio les dijo a sus discípulos cómo son los hombres virtuosos: “Una situación desesperada es una oportunidad para desarrollar la propia bondad. Y para ser más exitoso, se debe compartir la bondad con el mundo entero”. El sentido del deber y el altruismo, como revelan las palabras de Mencio, han sido sostenidos y seguidos por aquellos que persiguen un carácter noble.

Para los chinos, “compartir alegrías y penas” es una virtud fundamental para sostener una amistad. La fortuna debe ser compartida y la desgracia debe ser enfrentada conjuntamente.

Este valor se puede percibir en las costumbres de la Fiesta de la Primavera aún bien conservadas en algunas áreas rurales, donde las personas llevan los alimentos a un lugar público y se divierten juntos al realizar juegos o actuaciones colectivas. Con el resurgimiento del proteccionismo, algunos países desean asegurar su propia prosperidad, incluso a expensas de otros.

Tales acciones afectan la armonía y la prosperidad común de todos los seres humanos. Se espera que el concepto de compartir se propague a medida que la Fiesta de la Primavera se difunda en todo el mundo.

Como la Fiesta de la Primavera se ha celebrado durante miles de años, se han acumulado ricas connotaciones culturales que se han convertido en una parte importante de la civilización china. Hoy en día, esta cultura, que incluye la amistad, el agradecimiento, la diligencia y el sentimiento de compartir, está contribuyendo con la civilización mundial en alcanzar un futuro feliz, armonioso y hermoso para toda la humanidad. El presidente chino, Xi Jinping, dijo en una ocasión: “Las civilizaciones son multicolores, y tal diversidad ha hecho que los intercambios y el aprendizaje mutuo sean relevantes y valiosos. La igualdad entre las civilizaciones es una condición para los intercambios y el aprendizaje mutuo. Las civilizaciones son inclusivas, y tal inclusión ha dado la fuerza motriz para los intercambios y el aprendizaje mutuo”.

La creciente popularidad de la Fiesta de la Primavera es el resultado de la diversidad, la igualdad y la inclusión de las civilizaciones humanas y contribuye a los intercambios entre ellas.

*Shen Xiazhu es investigador asociado de la Facultad de Relaciones Internacionales y Asuntos Públicos de la Universidad Fudan.

Compártelo

El Sitio Web chinahoy.org utiliza cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento y visualización del sitio web por parte del Usuario, así como la recogida de estadísticas. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.