Economía

En pocos años se ha puesto a la par de potencias tecnológicas

Tras los estrenos de las películas hollywoodenses de ciencia ficción Terminator (1984) y The Matrix (1999), el público mundial quedó impresionado con el poder de la inteligencia artificial (IA) en el universo cinematográfico. Hoy, sin embargo, este universo parece haberse salido de la pantalla, y una nueva generación de IA se está tomando el mundo real, como quedó demostrado, por ejemplo, con la victoria de AlphaGo sobre Ke Jie y Lee Se-dol, los mejores jugadores de Go en el mundo. Frente a una competencia internacional cada vez más feroz en el campo de la IA, esta inteligencia computacional está penetrando cada vez más en la vida cotidiana de los chinos.

Rápido desarrollo de IA

Cuando un usuario abre Alipay, un robot inteligente del “departamento de servicio al cliente” es capaz de comunicarse con él y aclarar sus dudas. El método de entrada iFLYTEK puede transformar voz a texto con alta precisión. A través de Meitu Xiu Xiu, los usuarios tienen la posibilidad de editar fotografías con la función de cosmetología inteligente. Para nadie es un secreto que la IA está penetrando en todos los detalles de la vida diaria de los chinos, como transporte, finanzas, salud, educación, turismo y entretenimiento, entre otros campos. De hecho, la vida también se ha vuelto más conveniente.

A pesar de que China se embarcó en la investigación de la IA después de que lo hicieran Estados Unidos y Europa, en pocos años ha logrado ponerse a la par de estas antiguas potencias tecnológicas. Zhu Min, reconocido economista y rector del Instituto Nacional de Finanzas de la Universidad Tsinghua, aseguró que en la China de hoy la IA cubre todos los campos de la vida, desde la robótica y las finanzas, pasando por la educación, hasta la ciudad inteligente.

Actualmente, la IA en China se encuentra en una etapa de florecimiento. Según el Índice de Wuzhen: Informe Mundial de Desarrollo de la IA 2016, en ese año China obtuvo 15.745 patentes, ocupando el segundo puesto en esta lista después de Estados Unidos, que tuvo 26.891. No obstante, desde 2014, China ha superado a la mayor economía mundial en cuanto a la profundidad de los estudios, lo cual se considera como el principal avance en el campo actual de la IA, y al número de artículos publicados y citas de las dos normas.

Datos provistos por CCID Consulting, además, muestran que en 2016 el volumen de mercado de IA de China alcanzó 23.9oo millones de yuanes, cifra que llegará a unos 100.000 millones de yuanes para 2018, según el Plan de IA Internet+ de Tres Años, documento emitido por la Comisión Estatal de Desarrollo y Reforma y del Ministerio de Industria y Informática de China.

Como mayor actor de la industria de IA en China, Wu Shengyue, subgerente general de marketing de la Compañía Limitada de Tecnología Qihan, aseguró que “después de 3 o 5 años de acumulación, la tecnología de IA de China estará a la vanguardia del mundo”.

Wu también dijo que el rápido desarrollo de China en materia de IA se ha dado gracias a las características propias de la nación: gran ventaja de datos masivos de Internet, ventaja en la cadena de suministro de los fabricantes de hardware y ventaja en el mercado de consumo interno del país y actualización de consumo de la clase media china.

23.900 millones de yuanes alcanzó el volumen de mercado de IA en China en 2016. Se espera que llegue a unos 100.000 millones de yuanes para 2018.

La IA en China también ha tenido un firme apoyo estatal. En las “Dos sesiones” de este año, al ser una clara representación de la industria emergente, y pese a que anteriormente había formado parte del XIII Plan Quinquenal, la IA fue incluida por primera vez en el Informe sobre la Labor del Gobierno. Para finales de 2016, China ya se encontraba construyendo 400 ciudades inteligentes y contaba con más de 30 urbes centrándose en el desarrollo de la industria de robot. Hoy, el país cuenta con 40 parques industriales robóticos finalizados o en obra, desarrollados por diferentes gobiernos locales.

Empresas chinas se lanzan a la IA

Gracias a las políticas favorables y la perspectiva del mercado, una tras otra, diferentes empresas han optado por inclinarse hacia la IA, con el fin de tomar una tajada del pastel.

“Internet es solo el aperitivo, la IA es el plato principal”, manifestó Li Yanhong, presidente y CEO de Baidu, en la cumbre Unión Baidu 2017. “En el futuro, Baidu ya no será una compañía de Internet, sino una compañía de IA”. Baidu es el mayor motor de búsqueda de China, y uno de los más grandes del mundo. En septiembre de 2016, la revista estadounidense Fortune clasificó a la empresa china como uno de los cuatro gigantes de la IA en el mundo, junto a Google, Microsoft y Facebook.

En el campo del reconocimiento de voz, Baidu, con su sistema Discurso Profundo 2, ha logrado alcanzar una tasa de precisión del 97 %. Dicho sistema fue catalogado como uno de los diez grandes avances en ciencia y tecnología de 2016 por MIT Technology Review, revista de autoridad en el sector de ciencia y tecnología de EE. UU.

Además de Baidu, otros gigantes tecnológicos chinos, como Alibaba y Tencent, quieren penetrar el creciente mercado de la IA en el país. Baidu se ha enfocado principalmente en el desarrollo de IA en el campo de las finanzas, la medicina, el transporte y áreas como los vehículos no tripulados. Alibaba ha dirigido sus esfuerzos hacia las urbes inteligentes, la manufactura inteligente, la agricultura, el comercio electrónico y el Internet de las cosas (loT), entre otros aspectos. Tencent se centrará en la comunicación social, el entretenimiento, las herramientas inteligentes, etc.

Por su parte, DIDI Chuxing, empresa de transporte compartido, IFLYTEK y otros nuevos gigantes de Internet se están sumergiendo profundamente en áreas de competencia central, como el transporte no tripulado y el reconocimiento de voz. Huawei, Haier y otras empresas semejantes de fabricación también han puesto un pie en el campo de la IA. Incluso, industrias tradicionales también se han querido montar en el expreso de la IA. En el último año, entidades como Changhong, TCL, Skyworth y otras marcas chinas de electrodomésticos, una tras otra, han desarrollado productos de AI, con la esperanza de acabar con el problema de las ventas que está sufriendo su sector.

“En la actualidad, sean grandes o pequeñas, diferentes empresas están abrazando activamente la IA”, dijo Xu Li, CEO de la compañía de ciencia y tecnología Sense Time. Gracias a la política “Internet +” y a la inversión de capital, cientos de nuevas empresas se han sumergido en esta industria. Según el Índice de Wuzhen: Informe Mundial de Desarrollo de la IA 2016, antes de 2010, el número de empresas chinas dedicadas a la tecnología de IA y sus servicios era menos de 20. Siete años después, sin embargo, esta cifra ha escalado a más de 700.

Para mejorar su capacidad de investigación, Baidu, Tencent, Didi, IFLYTEK y muchas otras empresas chinas de alta tecnología no solo han establecido sus propios centros de investigación de IA, sino que también han destinado una enorme cantidad de recursos en I+D. Mientras que los gastos de compañías como Baidu, Tencent y Alibaba se aproximan a los 10.000 millones de yuanes anuales, Huawei ha alcanzado cifras de 60.000 millones de yuanes en el mismo lapso.

Gracias a la mejora en la capacidad de I+D, China poco a poco ha ido dominando diferentes campos relacionados con la IA, incluso sacando de competencia a otros países fuertes. En este sentido, China destaca en la posición de liderazgo en aspectos como reconocimiento de voz, traducción de idiomas y vehículos no tripulados.

“Debido a la falta de sinergia entre tecnologías, la falta de coordinación eficaz y la interacción e interoperabilidad entre los productos de la cadena de valor, la industria de IA china todavía está librando una batalla por sí sola”, aseguró Wen Xiaojun, subdirector del Instituto de Estudios sobre Información Electrónica de CCID Think Tank.

En la actualidad, las tecnologías y patentes de China están en las manos de las grandes empresas, por lo cual aún resulta difícil liberalizar los recursos de datos por completo. En los campos del reconocimiento de voz y los vehículos no tripulados, por ejemplo, cada equipo trabaja de manera independiente, pero no se busca una operación conjunta.

Wen propuso el establecimiento de una plataforma industrial y un servicio público que integre la I+D tecnológica, demostración y funcionalidad de la aplicación, certificación de productos, propiedad intelectual, así como un centro de innovación para la incubación de IA que facilite el acoplamiento de la industria y las finanzas.

“La IA desempeñará su mayor valor social y comercial, si se combina con varias industrias”, dijo Li Yanhong. En su opinión, la clave del desarrollo de la IA en China es su aplicación práctica. Por ello, sugirió que se debía promover enérgicamente el desarrollo de “inteligencia + economía”, desde la orientación e innovación de sistemas, hasta los datos abiertos y el apoyo en aspectos especiales. De este modo, la construcción de un entorno normativo favorable de las aplicaciones industriales de la IA estará cada vez más cerca de la realidad.

Compártelo

El Sitio Web chinahoy.org utiliza cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento y visualización del sitio web por parte del Usuario, así como la recogida de estadísticas. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.