Economía

China siguió contribuyendo significativamente a la economía mundial

El Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó un crecimiento de la economía mundial del 3,6 % en 2017 y la de China, en particular, del 6,7 %, contribuyendo así a alrededor del 35 % del crecimiento mundial. En 2017 la economía china progresó continuamente con nuevos puntos emergentes que, junto a su rol proactivo en el mejoramiento de la gobernanza global, ha dado un impulso a la recuperación de la economía mundial.


Mejores previsiones

La economía china mantuvo un desarrollo estable continuo con tasas de crecimiento de alrededor del 6,9 % en los primeros tres trimestres de 2017. Su rendimiento en indicadores claves como el empleo, los precios de los productos básicos y la balanza internacional de pagos ha sido mejor de lo esperado. Los nuevos empleos urbanos durante el período sumaron un total de 10,97 millones, un aumento de 300.000 en comparación con el mismo período de 2016, lo cual ha permitido cumplir de forma adelantada con el objetivo nacional de crear 11 millones de puestos de trabajo urbanos.

El índice de precios al consumidor subió un 1,5 % interanual (un 1,6 % en las ciudades y un 1,1 % en zonas rurales). Los ingresos disponibles crecen más rápido que el PIB. Deduciendo la inflación, el ingreso nacional disponible per cápita de este periodo aumentó en 7,5 %, 1,2 puntos porcentuales más que en el mismo periodo de 2016.

El volumen comercial se elevó a 20,29 billones de yuanes, con un aumento interanual del 16,6 %. Las exportaciones alcanzaron a 11,16 billones de yuanes y las importaciones, a 9,13 billones de yuanes, con un crecimiento del 12,4 % y del 22,3 %, respectivamente.

Como otros índices sobre volúmenes de materiales y los principales indicadores relacionados proyectan también una tendencia optimista con el grado correspondiente entre los indicadores obviamente mejorados, las instituciones en el país y en el extranjero han elevado su pronóstico de crecimiento sobre la economía de China.

El FMI elevó sus predicciones del crecimiento económico de China 2017-2018 en un 0,1 %, según su informe titulado “Perspectivas de la economía mundial”. Mientras tanto, el Banco Mundial en su última “Actualización económica sobre Asia Oriental y el Pacífico” también cambió su proyección del crecimiento económico de China de 6,5 a 6,7 %.

Nuevos puntos sobresalientes

Durante 2017, la economía china mostró una mejora evidente en términos de calidad, efectividad y estructura debido a una serie de nuevas medidas relacionadas con la reforma estructural por el lado de la oferta. Algunos puntos novedosos se han destacado en su constante desarrollo.

La contribución del sector terciario al crecimiento económico de China ha mejorado aún más con la tasa de crecimiento del valor agregado del sector, con un aumento interanual del 8,3 % en los primeros tres trimestres, 0,2 puntos porcentuales más que en el mismo período de 2016.

Tales servicios al productor como el transporte, el almacenamiento, el servicio postal, la transformación de la información, software y tecnología de la información, el arrendamiento y los servicios de negocios han crecido rápidamente. Mientras tanto, el consumo se ha convertido en una importante fuerza motriz para el crecimiento económico del país. En los primeros tres trimestres, la proporción del valor agregado del sector de servicios en el PIB chino aumentó al 52,9 %, y la contribución del gasto del consumo final al PIB llegó al 64,5 %, con un aumento interanual del 2,8 %. 

Distrito Central de Comercio de Beijing

La economía real de China progresa hacia la gama media y alta. Las industrias manufactureras de alta tecnología y de equipos han mostrado un desarrollo acelerado, con un aumento del 13,4 % y 11,6 %, respectivamente, en los primeros tres trimestres. El valor añadido de la industria manufacturera de alta tecnología ha representado más del 12 % del total y el de fabricación de equipos ha ocupado más del 32 %.

China también ha avanzado en la reducción de sobrecapacidad productiva. La producción de carbón y acero en bruto ha caído un 9,7 % y un 1,1 %, respectivamente.

El sistema de licencia comercial separada, el certificado de código de la organización y el certificado del registro de impuestos fueron reemplazados por una licencia comercial unificada con un código de crédito social unificado, aliviando así la carga organizacional y burocrática de las empresas.

Frente a una doble presión generada por la ventaja de algunos países en sus bajos costos y por la reindustrialización de los países desarrollados, la ventaja competitiva de China en la fabricación se ha acentuado aún más. El país ha obtenido grandes avances en campos clave como el aeroespacial, el de grandes aeronaves, el de trenes de alta velocidad, el de máquinas herramientas controladas numéricamente y el de vehículos de nueva energía. Algunos ejemplos son la plataforma de perforación Blue Whale I, capaz de recoger hielo combustible de mar, y la primera nave espacial de China Tiangong-1.

China también ha crecido rápidamente a nivel mundial en campos como los de equipos de comunicación, ferrocarriles de alta velocidad, equipos con motor nuclear y maquinarias de ingeniería. El cambio en las fuerzas impulsoras del desarrollo se está acelerando. El Gobierno chino ha introducido una serie de medidas para liquidar algunas empresas con exceso de capacidad y acelerar la modernización de las industrias tradicionales. En los primeros tres trimestres de 2017, se registraron en el país 4,51 millones de nuevas empresas, un aumento interanual del 12,5 %. Esto quiere decir que diariamente se registraron 16.500 nuevas empresas, cifra superior al mismo periodo del año anterior.

10 de noviembre de 2017. Miembros del gigante de ventas en línea de China, Tmall, en su sede en Hangzhou, en la víspera del carnaval anual de compras “Doble Once”.

Las empresas recién registradas en el sector manufacturero aumentaron un 21,7 % interanual. La “Internet+” está formando una nueva fuerza motriz para el desarrollo. El desempeño económico de China en robots industriales, el uso de bicicletas compartidas, el arrendamiento a corto plazo y la transmisión en vivo en línea se han convertido en lo más destacado de 2017. El negocio de Mobike ha incursionado ya en el Reino Unido, Singapur y Japón.

La capacidad de innovación de China ha mejorado notablemente. En los primeros tres trimestres, las solicitudes de patentes totalizaron 2,48 millones. En el Índice Global de Innovación 2017, publicado por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, China se posicionó en el lugar 22, desde el puesto 34 en 2012.

En 2017, el Gobierno Central ha intensificado el control del mercado inmobiliario mediante la introducción de medidas específicas para diferentes ciudades bajo el principio de “la vivienda es para vivir, no para especular”. Las demandas por especulación se han reducido en las ciudades de primer nivel y los precios de las viviendas en Beijing, Shanghai, Guangzhou y Shenzhen han caído durante 11 meses consecutivos. A finales de septiembre, la superficie de viviendas sin vender en todo el país se redujo en un 12,2 % interanual.

Propulsor de la recuperación económica global

El crecimiento estable de la economía china ha convertido al país en un gran propulsor para la recuperación económica mundial. La contribución del país al crecimiento económico mundial ha aumentado continuamente, y se prevé un 35 % en 2017, según el FMI.

La crisis de deuda europea ha propiciado que el proteccionismo comercial mundial y la tendencia antiglobalización hayan ganado terreno. El notable aumento de China en las importaciones y exportaciones está invirtiendo la tendencia. El volumen comercial del país en los primeros tres trimestres de 2017 aumentó un 16,6 % interanual. Las estadísticas de la Organización Mundial del Comercio muestran que las importaciones de China representaron el 10,9 % del total mundial durante el período eneroagosto, 0,7 puntos porcentuales más que en el mismo período de 2016, un gran refuerzo para la recuperación del comercio mundial.

Las nuevas formas de comercio se han desarrollado a pasos agigantados con las ventas minoristas transfronterizas de comercio electrónico, cuyo crecimiento representó un 66,7 %. En los primeros tres trimestres, las importaciones de China aumentaron un 22,3 %, un gran estímulo para la demanda mundial.

Además de los productos tradicionales hechos en China que son de mano de obra intensiva, nuestro país ha acelerado la exportación de productos de alta tecnología como trenes bala, equipos de energía nuclear y equipos completos.

La intensificación de la Iniciativa de la Franja y la Ruta es evidente. En los primeros tres trimestres, China aumentó sus inversiones en 9600 millones de dólares en 57 países a lo largo de la Franja y la Ruta, ocupando el 12,3 % del total, 4 puntos porcentuales más en comparación con el mismo periodo del año anterior. El comercio de China con los países a lo largo de la Franja y la Ruta es cada vez mayor.

El volumen comercial de China con Rusia, Polonia y Kazajistán se expandió un 27,7 %, 24,8 % y 41,1 %, respectivamente. Las inversiones de China en estos países han estimulado el desarrollo económico local y ha generado empleos. Hasta fines de agosto, las empresas chinas crearon un total de 247.000 puestos de trabajo en dichos países.

Por ejemplo, la Zona Económica Especial de Sihanoukville, en Camboya, se ha convertido en una importante base de producción de textiles del país, contribuyendo a la mitad del crecimiento económico local y creando 17.000 empleos. China ofrece al mundo un “proyecto chino” para resolver los problemas que enfrenta la humanidad, desempeña un papel cada día más importante promoviendo la democratización de la gobernanza global, y se esfuerza por dar más voz a los países en desarrollo.

La Cumbre de los BRICS en Xiamen el año pasado marcó el comienzo del segundo decenio de oro de dicho mecanismo de cooperación. A fin de construir un marco de gobernanza económica global más efectivo y acorde al nuevo panorama económico mundial, los líderes de los Estados miembros emitieron conjuntamente la Declaración de Xiamen, con una variedad de acuerdos, declaraciones y documentos de consenso sobre cooperación e intercambio político, económico y cultural. Todo esto ayudará a los países y mercados emergentes a tener más voz en la gobernanza global, facilitará el desarrollo equilibrado del mundo e infundirá un nuevo ímpetu al crecimiento económico mundial.

*Liu Baokui es investigador asociado de la Academia China de Investigación Macroeconómica.

 

Compártelo

El Sitio Web chinahoy.org utiliza cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento y visualización del sitio web por parte del Usuario, así como la recogida de estadísticas. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.