Reportaje Especial

La ciudad fue la primera de la provincia de Jiangxi en aplicar medidas rigurosas contra la contaminación

Yang Yuxin, residente de la ciudad de Nanchang, empieza el día paseando por las calles, respirando el aire fresco, bañado por los rayos del sol, disfrutando del canto de los pájaros y el aroma de las flores. El cielo reflejado en el río, el magnífico Pabellón del Príncipe Teng, y las espectaculares construcciones modernas de la Nueva Área de Honggutan constituyen un hermoso paisaje. Los días de contaminación atmosférica quedaron como un mal recuerdo del pasado.

Actualmente los residentes de la ciudad disfrutan de un cielo más azul, un ambiente verde y un aire más fresco. Nanchang fue la primera ciudad de la provincia de Jiangxi en iniciar la “acción cielo azul”, en mayo de 2013, con una serie de medidas rigurosas como la prevención y control de la contaminación del polvo en los lugares de construcción, la demolición y traslado de calderas de carbón en las zonas donde se prohíbe su uso, y la reforma específica contra las emisiones contaminantes de los vehículos. Se trata de una batalla decisiva de saneamiento del medio ambiente, para crear un entorno de “cielo azul, río claro y tierra limpia”.


Desde la ventana de una vivienda de la comunidad Alpha de Nanchang se ve la gran noria “Estrella de Nanchang” con un cielo azul de fondo.

Control del polvo

El polvo siempre ha sido el culpable de la contaminación atmosférica. Desde abril de 2014, las autoridades de la ciudad de Nanchang decidieron establecer medidas más severas para controlar la polvareda de los lugares de construcción. Durante todo el año, las autoridades municipales supervisaron 27 veces a 270 sitios de construcción. La acción fue realizada bajo la iniciativa de la Administración Municipal de Protección Medioambiental de Nanchang y con la colaboración de varios departamentos municipales. La computadora selecciona al azar el lugar de construcción a monitorear. Al mismo tiempo, evalúa el trabajo de prevención y control de la polvareda en distritos urbanos y zonas de desarrollo, cuyo resultado también se incluye en la evaluación de la administración de la ciudad.

Después de estas medidas, el 71 % de los lugares de construcción cumplen con los estándares de concentración de polvo. El máximo de concentración de PM2,5 se ha reducido hasta la mitad. El examen aleatorio de los lugares de construcción también es una iniciativa en todo el país, reflejando el principio de justicia y ganando el apoyo del Ministerio de Protección Medioambiental, el Centro de Supervisión del Este de China de este órgano y de la Administración Provincial de Protección Medioambiental de Jiangxi. En 2015, Nanchang amplió el ámbito de regulación y monitoreo de la polvareda, abarcando 280 carreteras principales y caminos alrededor de los sitios de construcción.

El 24 de agosto de 2017, la Administración de Protección del Medio Ambiente de Nanchang seleccionó al azar cinco sitios de construcción y cinco vías urbanas, para monitorearlas in situ. Por la mañana, un periodista llegó junto con un supervisor de la Administración a un sitio de construcción en la calle Hefangxi. El supervisor instaló un monitor en el suelo, que indicó que la concentración de PM2,5 era de 33 µg / m3, y la de PM10, de 58 µg/m3.

“Las emisiones de autos en la carretera, el tiempo de aquel día y la polvareda del sitio de construcción influyeron en el resultado. El proceso de monitoreo dura media hora, y el resultado final es el valor medio de 15 fases”, dijo Chen Quan, director de la Oficina N.°1 de la Estación de Monitoreo del Medio Ambiente de Nanchang.

“En los últimos años, la neblina contaminante fue muy severa, por eso incluimos el polvo levantado de los caminos de la ciudad en el marco de monitoreo”, añadió. Ellos presentarán los datos de monitoreo a los departamentos gubernamentales relacionados, y les apremiarán a reducir el polvo al mínimo para mejorar la calidad del aire. 

27 de julio de 2017. Camión utilizado para reducir el polvo y aumentar la humedad en las calles de Nanchang. Cnsphoto

Control de gases de escape

Los gases de escape también son “culpables” de la contaminación atmosférica. Con el fin de rebajar la contaminación por dichos gases, las autoridades de Nanchang han tomado como medida clasificar las etiquetas de protección medioambiental de los autos.

“Los gases de escape se concentran principalmente a un metro sobre el suelo, muy cerca de la zona de respiración de la gente, por eso generan un daño potencial y a largo plazo a la salud humana. Cuando hay mucho tráfico en el centro de la ciudad, los autos ‘sin etiqueta’ o con ‘etiqueta amarilla’ emiten más gases contaminantes”, indicó Li Weidong, director del Centro de Administración de Emisiones de Vehículos. El de Nanchang fue el primer Centro de Supervisión, Prevención y Control de Emisiones de Vehículos de la provincia de Jiangxi. A partir del 1 de junio de 2013, desde las 07:00 hasta las 22:00 horas, se aplica la restricción de conducción de autos “sin etiqueta” o con “etiqueta amarilla” en zonas indicadas. Y desde el 1 de julio del mismo año empezaron a sancionar a los que violan lo estipulado, con el fin de eliminar los autos altamente contaminantes.

Desde el 1 de agosto de 2014, el área de restricción de conducción se amplió de 15,23 km2 a 70,53 km2 . Al mismo tiempo, Nanchang estableció una plataforma de administración integral, en la que participan el departamento de protección medioambiental y el de administración de tráfico, para vigilar con cámaras de video las infracciones de los conductores de vehículos.

Además, fue la primera ciudad de la provincia en mejorar las normas de protección medioambiental de los vehículos. Desde el 1 de octubre de 2014, todos los vehículos ligeros de gasolina, de doble combustible o de gas deben cumplir las normas de la cuarta etapa de emisiones establecidas por el país.

En agosto de 2015, Nanchang también inició el uso de un software innovador en la evaluación del impacto ambiental de los autos. Los de otras ciudades que entran en la ciudad se someten a una evaluación. Si cumplen el estándar indicado, el software creará un código de barras único que se pega en el documento de evaluación del impacto ambiental del coche. Al escanear el código de barras, se tiene acceso a las informaciones sobre este auto y hay la oportunidad de verificar la autenticidad del documento.

Control de la neblina contaminante

Desde el 1 de enero de 2013, Nanchang empezó a monitorear y evaluar la calidad de aire según el nuevo estándar del Estado, como una de las primeras 74 ciudades en aplicar este nuevo estándar del país.

El orgullo de Nanchang es su buen ambiente ecológico. Con el fin de mejorar la calidad atmosférica, las autoridades de la ciudad exigen que las entidades cumplan sus deberes de reducción de emisiones de sustancias contaminantes. En las centrales termoeléctricas y fábricas siderúrgicas con gran impacto ambiental, realizan la transformación de la desulfuración, la denitración y la eliminación del polvo, para cumplir con las normas de descarga. En los depósitos de productos industriales al aire libre, materias primas y escorias, se han instalado paredes que protegen del viento y equipos de riego automático para controlar el polvo. En los cinco sectores de productos químicos orgánicos, productos farmacéuticos, de plástico, y de impresión y embalaje, controlan integralmente los compuestos orgánicos volátiles. En todos los sitios de construcción instalan vallas y plataformas de lavado de autos, endurecen el suelo, riegan los campos, transportan los productos de construcción debidamente tapados y la repoblación del terreno descubierto, para alcanzar una tasa de 100 % de prevención de la polvareda.

En Nanchang rectifican de forma concentrada los restaurantes, y eliminan los que no cumplan con los requisitos medioambientales. Además, incentivan a la población a denunciar a los que no usen instalaciones eficientes de purificación de humos, y se les impone a estos una sanción administrativa. Así se han reducido en gran medida las molestias a los residentes causadas por el humo de las cocinas de los restaurantes.

La aplicación de una serie de medidas ha generado grandes cambios. En general, la calidad del aire de Nanchang muestra una tendencia estable de mejoramiento, y los niveles de calidad han aumentado anualmente. Entre 2013 y 2016, las tasas de calidad del aire fueron buenas o regulares durante 222, 294, 315 y 318 días, respectivamente. De enero a abril de 2017, la tasa de buena calidad del aire fue de un 77,5 %, 0,7 puntos porcentuales más que la del mismo periodo de 2016.

Compártelo

El Sitio Web chinahoy.org utiliza cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento y visualización del sitio web por parte del Usuario, así como la recogida de estadísticas. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.