Reportaje Especial

El auspicioso proyecto de la Comunidad Internacional Alpha de Nanchang

En las últimas décadas el acelerado desarrollo urbano de China ha provocado que el país enfrente una serie de desafíos. Uno de los retos es cómo establecer un modelo de vida ecológico y con bajas emisiones de carbono en las zonas de edificios residenciales de las principales ciudades del país. A nivel nacional el Gobierno chino ha estado buscando medidas eficaces y modelos efectivos para abrir el camino de la vida urbana baja en carbono. Sin embargo, este es un problema engorroso para el país considerando su vasto territorio, 1300 millones de habitantes y una disparidad regional enorme. Sin embargo, en la ciudad de Nanchang, capital provincial de Jiangxi, un proyecto inmobiliario, la Comunidad Internacional Alpha de Nanchang, ha mostrado una perspectiva de cómo la gente podría gozar de una vida ecológica en las ciudades de China del siglo XXI.


Paradigma del estilo de vida verde

Gobierno ha brindado mucho apoyo. Se encuentra en la zona ecológica Hongjiaozhou del Nuevo Distrito de Honggutan de la ciudad, a unos cientos de metros del río Ganjiang. Fundada en 2008, la primera fase de los edificios de viviendas terminó de construirse en 2012 y la segunda se completó en 2017. La superficie total que ocupa es de 232.000 m², el equivalente a 33 campos de fútbol, que comprenden alrededor de 900 unidades de viviendas comerciales de condiciones extraordinarias construidas en los últimos 9 años.

La Comunidad Internacional Alpha de Nanchang persigue un modelo de construcción y estilo de vida amigables con el medio ambiente y bajo en carbono, por eso fue alistada entre los proyectos ejemplares de bloques residenciales que utilizan energía renovable de los Ministerios de Hacienda y de Vivienda y Desarrollo Urbano-Rural del país.

Se refiere a un proyecto sin precedentes en la provincia de Jiangxi, en el que se ha invertido un considerable capital para un proceso constructivo a favor del desarrollo sostenible y gestiones administrativas en beneficio de la protección medioambiental. Se destacó tanto entre proyectos similares del país que Forbes lo seleccionó como uno de los paradigmas de la vida ecológica en 2009. Desde entonces se le han concedido varios premios y condecoraciones en China.

¿Qué tiene de especial este proyecto residencial? Chen Xiaobing, vicegerente del Departamento de Construcción de Sunny World, el desarrollador de la propiedad con sede en Nanchang, dijo que su compañía participó tanto en el diseño inicial como en la construcción de los edificios. “Desde 2008, año en que emprendimos el proyecto, hemos invertido por encima del nivel promedio en materiales de construcción ecológicos y la decoración de interiores en línea con los estándares de protección ambiental. Fue un proyecto pionero en aquel momento”. Los ingenieros chinos se asociaron con una agencia estadounidense de arquitectura para realizar el diseño. Muchos materiales y técnicas fueron importados del exterior, especialmente de Europa. Los resultados de este proyecto son sobresalientes. “Comparándolo con otros edificios residenciales, la eficiencia energética de la Comunidad Internacional Alpha de Nanchang es superior en un 65 %”, dijo Chen. Los materiales ecológicos y de ahorro de energía correspondiente al estándar tecnológico más alto fueron adoptados en las paredes, la capa de aislamiento, los techos, las puertas y ventanas, los sistemas de calefacción y ventilación, las instalaciones de electricidad, el alcantarillado, la iluminación, etc. Chen Xiaobing agregó que el aislamiento de la pared exterior es la parte fundamental del diseño de un edificio, ya que es sustancial para garantizar casi la misma temperatura interna tanto en invierno como en verano. En el contexto de Nanchang, esto supone un avance cuantioso en el ahorro de energía de los edificios, porque entre junio y agosto la temperatura de la ciudad es tan elevada que junto con Nanjing, Wuhan y Chongqing es reconocida como uno de los “cuatro hornos” de China. Otra de sus características es la alta calidad de la decoración interior, en la que también se utilizan materiales favorables al medio ambiente. “Estos bloques residenciales podrían alcanzar estándares hoteleros de cinco estrellas, característica excepcional para un proyecto como este”, señaló. De esta manera, se puede garantizar que la selección de los materiales de recubrimiento de la pared, el diseño de cocinas y baños, y la instalación de electrodomésticos y dispositivos de iluminación estén en consonancia con el más alto estándar de protección ambiental. Además, todos los edificios están equipados con sistemas de calefacción, refrigeración, de tratamiento de aguas residuales y el uso de gas natural en baños y cocinas.

Chen admitió que con el uso de materiales de elevado costo, se redujeron las ganancias aunque las propiedades se vendieron a un precio superior a la media del mercado. El costo adicional fue asumido por el Gobierno, lo que ha ayudado a frenar el impulso del desarrollador de maximizar las ganancias.

Consumo verde

¿Cuál es la opinión de los potenciales propietarios o consumidores? ¿Pagará la gente de Nanchang de su bolsillo por el concepto? Zhang Xiaoyan, gerente general en Nanchang de la filial de la Compañía de Administración de Propiedades Yayuan de Qingdao, dijo a China Hoy que casi se han agotado 900 apartamentos de la primera y segunda etapas; solo quedan 13 disponibles.

He Yinong, propietario de 56 años, expresó: “Lo que me impulsó a comprar aquí fue la excelente resistencia al calor y la eficiencia energética del edificio. Apenas sentimos la diferencia de temperatura entre el verano abrasador y el invierno frío. Sin el aparato de aire acondicionado, la temperatura ambiente en invierno puede mantenerse en 15 °C, lo que nos exime de pagar la factura por ese servicio”.

Además del ahorro que garantiza el sistema central de calefacción y ventilación para los residentes, la administración de la propiedad también adopta otras medidas que benefician a los propietarios con la reducción de los costos y desechos. “Aquí realizamos una estricta clasificación de los residuos. La basura no reciclable se recoge en bolsas y se traslada para que no haya fuga de contaminantes. Consideramos a los desechos reciclables como fuentes productivas, por lo tanto los reutilizamos”, manifestó la gerente Zhang.

También existen instalaciones para la recogida y tratamiento del agua de lluvia que almacenan en un estanque que conduce a un depósito artificial de agua que luego se utiliza para el riego y el lavado de pasillos. Solo cuando el estanque de agua se llene será canalizado al alcantarillado como aguas residuales.

Zhang Xiaoyan hizo hincapié en que los beneficios del ahorro de costes y la reducción de emisión de contaminantes son solo un comienzo. Con su esfuerzo y el del personal administrativo, el 36 % de la comunidad está cubierto de vegetación. En el centro de la comunidad, un depósito artificial de agua está rodeado de arbustos frondosos de pomelo y dátil. El área verde no solo sirve como entretenimiento para las personas, también purifica las emisiones de gases y el polvo de los vehículos que pasan por las calles vecinas. Dentro de la comunidad, los autos tienen un aparcamiento subterráneo.

Con este concepto de administración inteligente y verde, la administración de la propiedad ha garantizado que los propietarios se sientan confiados de que sus propiedades tengan un valor agregado.

Zhang Xiaoyan cree que a largo plazo, el concepto de protección del medio ambiente debe implementarse a fondo en la vida cotidiana. “La gente debe ajustar sus hábitos para adaptarse a una mentalidad que favorezca la protección del medio ambiente y un estilo de vida verde. Regularmente organizamos reuniones temáticas de protección del medio ambiente y otros eventos, como la plantación colectiva de árboles con los residentes el Día del Árbol y la celebración del concurso de fotografía cada primavera cuando las flores embellecen la ciudad. Nuestros residentes participan activamente, incluso han creado su propia asociación para promover ideas relativas a la protección del medio ambiente”.

Cuando nuevos residentes se mudan a la comunidad, el personal administrativo les proporciona folletos sobre el estilo de vida con bajas emisiones de carbono y decoración ecológica, además les informa sobre cómo usar lámparas que ahorren energía, cómo clasificar la basura, etc.

La Comunidad Internacional Alpha de Nanchang parece un “oasis” en el entorno urbano, creado por el gobierno de Nanchang. ¿Es factible en otras áreas de la ciudad? ¿Este modelo puede ser utilizado en otras ciudades? “Tras el establecimiento de la comunidad, muchos representantes de otras compañías han visitado y expresado el interés en estudiar nuestro proyecto”, dijo Chen Xiaobing. Mientras tanto Zhang Xiaoyan se mostró más optimista: “Creo que en el futuro se multiplicarán proyectos como este porque China ha llegado a un punto de crecimiento en el que la calidad de los productos y servicios es más valorada. Con la elevación del nivel de vida, los consumidores de hoy están dispuestos a pagar más dinero por una mejor calidad y desarrollo sostenible. Por lo tanto, creo que es solo cuestión de tiempo para que nuestro proyecto se replique a gran escala”.

Determinar hasta qué punto en el futuro podría fomentarse la promoción de este estilo de vida y de las construcciones bajas en carbono en China, dependerá de la capacidad del Gobierno para cambiar la mentalidad de las personas. El factor decisivo sería la opinión de los ciudadanos sobre los apremiantes problemas ambientales.

Compártelo

El Sitio Web chinahoy.org utiliza cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento y visualización del sitio web por parte del Usuario, así como la recogida de estadísticas. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.