Sociedad

El gingko, uno de los árboles más antiguos de China, no solo tiene fines decorativos, sino que también posee un valor económico y medicinal. Las frutas del gingko, que en chino se llaman baiguo (fruta blanca), son particularmente valiosas en la medicina y gastronomía chinas. El árbol del gingko tiene un aspecto elegante y sus hojas reflejan el cambio de estaciones. Por lo tanto, está muy presente en jardines y puede vérsele a ambos lados de muchas carreteras. El gingko es cultivado en muchos lugares de China y se ha convertido en el árbol emblemático de algunas provincias y ciudades.


Una pareja de novios es fotografiada bajo los árboles de gingko.


Dos visitantes en bicicleta contemplan los árboles de gingko.


Una estatua hace una buena combinación con un árbol de gingko en el fondo.


Las hojas del gingko se vuelven doradas en otoño y el color se torna aún más brillante cuando la diferencia de temperatura incrementa. Los mejores lugares para observar los gingkos en otoño se encuentran en la aldea del Gingko Antiguo del condado de Tengchong (provincia de Yunnan), la aldea del Gingko Antiguo del distrito de Panxian (provincia de Guizhou), el cantón de Haiyang de la ciudad de Guilin (región autónoma de la etnia Zhuang de Guangxi) y la Avenida del Gingko, en Beijing, donde se sitúa la Residencia de Huéspedes de Estado Diaoyutai.


Dos ciudadanas capturan el paisaje otoñal con su celular.


Las frutas del gingko son valiosas en la medicina y gastronomía chinas. Fotos de Dong Ning

Compártelo

El Sitio Web chinahoy.org utiliza cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento y visualización del sitio web por parte del Usuario, así como la recogida de estadísticas. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.